Related Posts with Thumbnails

martes, 8 de abril de 2008

Niños planeaban acuchillar a su profesora en Estados Unidos (VIDEO)

GEORGIA. Un grupo de escolares de 8 a 10 años planeaba someter y golpear a su maestra con un pisapapeles de vidrio hasta dejarla inconsciente, reducirla con esposas y cinta adhesiva y después apuñalarla con un cuchillo para carne, informaron la semana pasada autoridades policiales.

Como si fueran protagonistas de un capítulo de las serie animada South Park, unos nueve alumnos (entre niños y niñas) de tercer grado de primaria de Way Cross Center, en el sur de Georgia, Estados Unidos, organizaron el complot impulsados por el enojo que les produjo la maestra al llamar la atención a uno de ellos por pararse sobre una silla.

 Violencia infantil
NO QUERÍAN DEJAR EVIDENCIAS. Los niños pensaban usar estos guantes para que no descubran sus huellas dactilares. (Foto: Reuters).

El plan disponía una minuciosa distribución de tareas, dijo el jefe de la policía Tony Tanner. Uno de los niños debía cubrir las ventanas y otro limpiar la sangre después del ataque.

Los menores eran alumnos con problemas de aprendizaje, incluyendo déficit de atención, retraso educativo e hiperactividad, dijeron padres y amigos.

"No estamos seguros a esta altura de la investigación cuántos de los estudiantes sabían realmente que el propósito era herir a la maestra", agregó Tanner.

Funcionarios de la escuela dieron la alerta después de que un estudiante reveló a una maestra que una niña había llevado un arma a la escuela. La maestra dijo que los menores no tenían fama de ser problemáticos.

Niños violentos
LAS ARMAS. Cuchillo, esposas, cinta adhesiva y cuerdas. Los pequeños habían preparado todo. (Foto: Reuters).

El fiscal Rick Currie decidió abrir instrucción contra dos niñas, de 9 y 10 años, que llevaron el cuchillo y el pisapapeles, y un menor de 8 años que llevó cinta adhesiva. Dijo que los tres encaran cargos de asociación para cometer agresión con agravantes, y las dos niñas de llevar armas a la escuela.

Abril violento en las escuelas
El caso es un peligroso indicio de la espiral de violencia estudiantil en los Estados Unidos, cuyo peor ejemplo se dio en abril de 2007, cuando un estudiante acabó con la vida de 32 personas en la Universidad Politécnica de Virginia, y luego se suicidó.

Justo ocho años antes, en abril de 1999, dos adolescentes de 17 y 18 años asesinaron a 13 personas en su escuela secundaria de Columbine en Jefferson, Colorado (el mismo estado donde se creó la serie South Park).

Esa tragedia inspiró al documentalista norteamericano Michael Moore, la realización de la oscarizada película Bowling for Columbine en la cual denunció que en su país mueren más de 30 mil personas al año por heridas de bala.

En el filme, Moore enrostra al recientemente fallecido actor Charlton Heston, quien presidía la Asociación Nacional del Rifle, promotora del uso libre de armas.

Lo preocupante del complot contra la profesora de Georgia es la edad de los niños involucrados y hace patente que la violencia afecta también a los mas chicos.

El hecho coincide con el pedido que ha hecho la policía de Florida a algunas redes sociales en Internet para que controlen los contenidos de violencia juvenil, luego de que unas adolescentes publicaran en YouTube las imágenes de una emboscada y golpiza que le dieron a otra chica de su edad con la que habían discutido en MySpace.

El Perú no escapa a esta ola violenta. Las bandas juveniles de hoy son cada vez más sanguinarias y brutales. Hace menos de un mes, en la madrugada del 16 de marzo, la quinceañera Marjorie Salas murió acribillada en pleno centro de Lima. Salía de la discoteca El Timbalero de La Victoria y se dirigía al Callao acompañada de peligrosos amigos cuando una banda rival los acorraló y descargó sobre ellos una lluvia de balas.


VIDEO





Fuentes: AP, La Nación de Argentina

1 comentario:

  1. Me has dejado espantado. Ni siquiera conmovido u horrorizado,simplemente espantado.

    El detalle macabro de los guantecitos rojos y el hecho de que sea primero reducida para acuchillarla a placer da mucho en què pensar en un paìs que está enfermo de si mismo.

    ResponderEliminar