Related Posts with Thumbnails

miércoles, 28 de mayo de 2008

Hallan muerto al poeta Alejandro Romualdo

La Policía Nacional encontró anoche el cuerpo sin vida del reconocido poeta nacional Alejandro Romualdo Valle, en su domicilio de San Isidro, en medio de libros y revistas tirados a su alrededor.

Hasta el momento no están esclarecidas las causas del deceso del vate peruano, quien vivía solo y habría muerto hace días.

En declaraciones a Radioprogramas del Perú, Gabriela Cabada, sobrina del poeta, dijo que es posible que el poeta haya sido asesinado ya que el cuerpo muestra golpes en el rostro y en otras partes del cuerpo.

Sin embargo, el lugar no muestra más signos de violencia y al parecer no faltaría ninguna de las pertenencias del poeta por lo que se descartaría que se trate de un asalto.

Alejandro Romualdo
NO PODRÁN MATARLO. La huella cultural dejada por Alejandro Romualdo nunca se borrará. (Foto: Andina).

Romualdo tenía 82 años, nació en Trujillo en 1926 y perteneció a la llamada Generación del 50.

En 1949 ganó el Premio Nacional de Poesía.

Uno de sus poemas más conocidos es el Canto Coral a Túpac Amaru.


Fuentes: Andina, RPP, El Comercio.


CANTO CORAL A TÚPAC AMARU, QUE ES LA LIBERTAD
(De Edición Extraordinaria, 1958)

Yo ya no tengo paciencia para aguantar todo esto
Micaela Bastidas


Lo harán volar
con dinamita. En masa,
lo cargarán, lo arrastrarán. A golpes
le llenarán de pólvora la boca
Lo volarán:
¡y no podrán matarlo!

Lo pondrán de cabeza. Arrancarán
sus deseos, sus dientes y sus gritos,
Lo patearán a toda furia. Luego
lo sangrarán
¡y no podrán matarlo!

Coronarán con sangre su cabeza;
sus pómulos, con golpes. Y con clavos
sus costillas. Le harán morder el polvo
Lo golpearán:
¡y no podrán matarlo!

Le sacarán los sueños y los ojos
Querrán descuartizarlo grito a grito.
Lo escupirán. Y a golpes de matanza
lo clavarán:
¡y no podrán matarlo!

Lo podrán en el centro de la plaza,
boca arriba, mirando al infinito.
Le amarrarán los miembros. A la mala
tirarán:
¡y no podrán matarlo!

Querrán volarlo y no podrán volarlo.
Querrán romperlo y no podrán romperlo.
Querrán matarlo y no podrán matarlo.

Querrán descuartizarlo, triturarlo,
mancharlo, pisotearlo, desalmarlo.

Querrán volarlo y no podrán volarlo.
Querrán romperlo y no podrán romperlo.
Querrán matarlo y no podrán matarlo.

Al tercer día de los sufrimientos,
cuando se crea todo consumado,
gritando ¡libertad! sobre la tierra,
ha de volver.
Y no podrán matarlo.



1 comentario:

  1. Un caso que podría hacerse en un reporte policial muy bueno, ¿no crees? Pero de igual modo no le quita merecido al pequeño escrito.

    Saludos.

    ResponderEliminar