Related Posts with Thumbnails

lunes, 5 de diciembre de 2005

Campaña de Salud en El Agustino. Crónica Gráfica


Elton parece cavilar en si le darán permiso para llegar tarde a casa hoy. Acaso esa decisión frustre una cita con ese bombón que conoció hace meses en la pre... "¡Ya pues doctor! ¿Me va a atender o no?", le interrumpe iracundo un anciano, de rostro transfigurado por la enfermedad, tirándole con fuerza del mandil.

Elton Rabanal cursa el primer año de medicina en San Marcos y el domingo 4 atendió, junto a decenas de "doctorcitos" a casi dos millares de pacientes en el Centro de Salud San Fernando de Valdiviezo, al lado del cerro donde está el pueblo joven 7 de Octubre, en el Agustino. La mayoría de pacientes sufren enfermedades en las vías respiratorias.


Estudiante pesa a la madre mientras carga al bebé. Tal vez ambas mujeres tengan la misma edad.

Los futuros galenos alternaron junto a experimentados médicos en la Campaña de Salud integral organizada por la Facultad de Medicina. Centenares de pacientes desfilaban entre los toldos dispuestos para la atención de sendas especialidades.

En medio de las largas colas pasean dos canes. La campaña también anunció atención veterinaria

El Centro de Salud San Fernando depende del Ministerio de Salud desde 1997, pero funciona desde 1964, a iniciativa de la universidad decana, un año después de la invasión del cerro contiguo.

Tras el terremoto del 70, Finlandia donó una posta portátil de madera. La obra creció con fondos de corridas de toros a beneficio, en Acho. Finalmente fue ampliada y reinagurada el 14 de enero de 1997.

1972. Cartel de festejo taurino a beneficio de San Marcos

El anciano que exigía que le atiendan se ha resignado a esperar bajo el sol en una silla que le han alcanzado. Crispa sus manos en la empuñadura del bastón. Bajo el ala de su sombrero, una mueca de dolor se torna inesperadamente sonrisa cuando le toca su turno.

Hablar sólo quechua en una ciudad que se niega a asumir su identidad andina ha sido para una mujer una cruz que ha tenido que cargar desde los años 60's, en que migró. Ahora su voz se ha apagado y apenas puede hacerse entender esgrimiendo su ininteligible libreta electoral de tres cuerpos.

20 años. No tiene ni tres soles en el bolsillo, pero es madre de tres niños que ha llevado a la campaña. Su despreocupado talante es más dramático que el dolor de algunos ancianos.

El pueblo joven 7 de octubre fue invadido en 1963.


Víctor Berrocal cursa el quinto año en San Marcos y opina que estas campañas compensan en algo la pérdida de campos clínicos que las universidades nacionales han tenido en los hospitales de Lima, ante la arremetida de las particulares.




Un joven de 20 años llega con várices. Le intervienen de inmediato. Oportunidad para enseñar y aprender a aliviar.
Manicure, pedicure y corte de cabello. La Policía Nacional y la Municipalidad de El Agustino también estuvieron presentes.


Planificación familiar y prevención del sida, el evangelio del S. XXI.

¡Junta médica! El estudiante Hugo Uchima del sexto año está preocupado porque faltan los tensiómetros. El doctor Jaime Alegre, responsable de la campaña, le aconseja: "No repartas los equipos. Espera a que te los pidan los servicios que lo necesitan. Esto es como una guerra...". Uchima piensa replicar. "¡Desaparece!", le ordenan.

Aplicada alumna procura ver lo que un paciente puede escuchar.

Sólo la curiosidad puso de rodillas a este inquieto niño.
"Y, desgraciadamente,/ el dolor crece en el mundo a cada rato,/ crece a treinta minutos por segundo, paso a paso [...] Pues de resultas/ del dolor, hay algunos/ que nacen, otros crecen, otros mueren,/ y otros que nacen y no mueren, otros/ que sin haber nacido, mueren, y otros/ que no nacen ni mueren (son los más) [...] Señor Ministro de Salud; ¿qué hacer?/!Ah! desgraciadamente, hombres humanos,/hay, hermanos, muchísimo que hacer". César Vallejo.

6 comentarios:

  1. Buena crónica gráfica. Es una realidad de la que noticiarios como, por ejemplo, América Noticias (Canal 4) no les importa resaltar, pues ellos prefieren transmitir muertes y más muertes...

    ResponderEliminar
  2. Muestras las caras de muestro país , su lacerante realidad...


    La salud como muro que hay que subir a duras penas...



    Salutes.

    ResponderEliminar
  3. Sandro: Gracias por el comentario.

    Vir: Salud, educación y justicia son las tres tareas pendientes que, pasito a paso, cada uno debe cambiar desde su propia trinchera como ya lo hacen estos jóvenes (hace muy poco niños) del bisturí.
    Como ves en el post, el "Hay, hermanos, muchísimo que hacer." de Vallejo, se refería a la salud.

    ResponderEliminar
  4. Mmm, el ejercicio ilegal de la medicina, ¿me pregunto si todos esos estudiantes fueron vigilados por un médico debidamente acreditado como lo requiere la ley?

    ResponderEliminar
  5. Lawless:

    En los primeros párrafos de esta crónica gráfica di cuenta de que el Centro de Salud San Fernando "depende del Ministerio de Salud" y de que esta campaña estaba "organizada por la Facultad de Medicina". Más adelante describí como un estudiante es aleccionado por un médico, responsable de la campaña.

    No se trata de ningún ejercicio ilegal de la medicina. Me disculpo si no fui lo suficientemente claro. Gracias por la observación.

    ResponderEliminar
  6. si mi hijo nacio hace 20 dias aca en este centro de salud a donde tengo ke irle a hacentarle su partida de nacimiento de mi hijo me podria responder la pregunta

    ResponderEliminar