Related Posts with Thumbnails

domingo, 7 de agosto de 2005

La Guerra con Sendero Luminoso: No olvidar

Como parte del IV Congreso Nacional de Investigaciones en Antropología, organizado por las universidades Mayor de San Marcos y Católica, se expusieron en el patio de la Facultad de Ciencias Sociales de la Decana los dibujos del antropólogo y retablista ayacuchano Edilberto Jiménez.

Jiménez es autor del libro Chungui: Violencia y Trazos de Memoria. En él plasma el horror de una guerra que no debemos olvidar. Aquí, parte de su trabajo.

No tuvieron compasión

Los comuneros vivían perseguidos como animales del monte. Cuando eran vistos o detenidos, los mataban sin piedad alguna:

"Los militares y los de defensa civil no tenían compasión de nadie. También los senderistas mataban niños y ancianos. Ese día, cuando los militares y los de defensa agarraron a las mujeres, les quitaron a sus hijos y los encerraron en una casa. Primero mataron a las mujeres y luego a todas las criaturas.

Yo mismo encontré a todas las criaturas asesinadas con cuchillo, encerradas en la casa. Todo estaba lleno de sangre y allí encontré a mi hijito que tenía 2 años, parece que le habían ahorcado con una soga".

Lugar: Layampata, comunidad de Putucunay, Chungui.

Fecha: Junio de 1984

Testimonio: C.C.L.


Cuando Sendero llega

"Estábamos tranquilos. Algunos manifestaban que los ricos se iban a acabar.
En 1983, en el mes de diciembre, llegaron a Chungui 30 desconocidos armados, entre mujeres y varones, quienes revisaron todo el pueblo.
Entraron a la escuela conversaron con los profesores y después nos explicaron que los ricos se tenían que terminar y nos hicieron cantar sus canciones. Después reunieron en la plaza a todos los pobladores y les dijeron que iban a botar al gobierno, que los ricos debían terminarse y todos debían ser iguales. Luego dijeron que las autoridades debían renunciar y nombraron a los responsables de su confianza".
Al día siguiente se fueron en dirección al pueblo de Chapi, retornaron después de casi 15 días y asesinaron al presidente de la comunidad Leonidas Roca y al señor Raúl Juárez".

Lugar: Plaza de Chungui.
Fecha: 1983
Testimonio: D.H.J.


Mi papá no pudo escapar

"A mi mamá la asesinaron en Suyruruyoq en 1986. Desde entonces mi papá y yo vivíamos solos, huyendo de un lugar a otro por temor a los militares y a los ronderos. Yo vi a los ronderos que venían con sus cuchillos y granadas, le dije a mi papá ¡mira están viniendo! y corrí y me escondí detrás de unos arbustos de totora. Mi papá no pudo escapar por la carga que llevaba a cuestas, nuestra ropa y frazadas.

Fue detenido, sus manos atadas y su cuerpo pateado, después su nariz y su cuello fueron cortados. Luego estos hombres de la defensa abandonaron el cuerpo de mi padre cubierto de sangre. Después salí calladito de mi escondite, me acerqué a mi padre y levanté su cabeza, le hablé pensando que estaba vivo, el todavía me miró y luego se murió en mis brazos mientras yo estaba llorando a su ladito".

Lugar: Comunidad de Huallhua, Chungui.

Fecha: Mayo de 1985

Testimonio: V.H.Q.


Los senderistas llegaron a Yerbabuena

"Los miembros del ejército organizaron a los comuneros en los comités de autodefensa civil, para enfrentar a los senderistas. En mayo de 1983, un centenar de terroristas ingresaron al pueblo de Hierbabuena, hacia la media noche, cuando los comuneros dormían reunidos en el local de la escuela. Los senderistas inmediatamente los tomaron prisioneros y los mancornaron, también a las mujeres y a los niños. Los senderistas les increpaban por haber formado la ronda; luego, sacándolos uno por uno, los comuneros fueron entregados a una columna de senderistas que esperaba fuera del local.

Estos los golpeaban y luego los acuchillaban. Murieron varios padres y madres de familia junto con sus hijos. La matanza duró más de cuatro horas, luego en la madrugada los senderistas revisaron y saquearon las casas. Después se retiraron del pueblo imponiendo y nombrando a un comunero como responsable de Sendero".

Lugar: Comunidad de Yerbabuena. Chungui.

Fecha: 12 de mayo de 1984.

Testimonio: R.R.A.


Lirio qaqa, profundo abismo

Lirio qaqa es un abismo tan profundo que es muy difícil ver la parte final. Se encuentra a dos horas del pueblo de Oronqoy. Los miembros de defensa civil llevaron hasta ese lugar a muchos detenidos, en su mayoría mujeres y niños desde los pueblos de Chilihua, Oronqoy y Hierbabuena. Las mujeres eran violadas antes de ser arrojadas al abismo.

"Después de violar a las mujeres llevaron a todos los detenidos a Lirioqaqa y después los empujaron. Después de tres días de este hecho, bajé a buscar el cuerpo de mis familiares, me quedé horrorizado con lo que vi, habían cuerpos destrozados, sus tripas estaban salidas, habían cabezas y brazos por todas partes.

Cuerpecitos de niños totalmente destrozados. La ropa de los muertos también estaba destrozada, algunos restos de ropa estaban en los árboles.

He visto, he llorado y no pude hacer nada".

Lugar: Comunidad de Oronqoy, Chungui.

Fecha: Mayo de 1985

Testimonio: T.B.


Como el día era la noche

Los senderistas asesinaban a las autoridades y luego obligaban, a los comuneros a abandonar sus casas y pertenencias. Desde entonces, toda la gente atemorizada se vieron forzados a vivir en los montes, siguiendo a los senderistas, quienes les decían que si permanecían en sus casas, los militares los matarían. Los comuneros permanecieron viviendo trasladándose de un lugar a otro durante varios años entre 1983 y 1986.
Enero de 1985, un grupo de comuneros llega al lugar de Estacayuq para dormir en casa de una señora; ella decidió recibirlos en su casa. Esa madrugada, a las 4, la casa fue rodeada por los sinchis. Estaban pernoctando adultos y niños y empezaron a dispararles:
"Los sinchis han matado a toditos asegurando la puerta con una correa, luego dispararon y lanzaron granadas, la gente no pudo escapar. Luego, prendieron luces de bangala, como el día era la noche, y luego quemaron la casa con todos allí dentro".
Lugar: Comunidad de Oronqoy, Chungui.
Fecha: Enero de 1985
Testimonio: M.L. H.

La fosa de Chunguiqasa

En marzo de 1984 se instaló la base militar en la capital del distrito de Chungui. Desde entonces los soldados realizaban patrullajes constantes en los diferentes pueblos. Muchos comuneros fueron detenidos siendo sindicados como terroristas y conducidos a la base militar. Muchos detenidos fueron conducidos a sitios solitarios, luego torturados y ejecutados extrajudicialmente:
"Yo estaba lavando mi ropa junto al río, entonces vi que los soldados se llevaban al señor Teodosio Vílchez junto a su esposa y a sus hijitos. Teodosio cargaba a uno de sus hijitos, su esposa que estaba gestando caminaba llevando al otro hijito que estaba con ellos. Los soldados eran como cinco, uno de ellos llevaba pico y pala. entonces pensé dentro de mi, seguro que los van a matar, y calladita me quedé. Después me enteré que los habían matado en Chunguiqasa".
Lugar: Chungui.
Fecha: Enero de 1985
Testimonio: F.C.


Sembrando el terror

"Los Llapan Atiq de la Guardia Republicana viniron por el lado de Belén Chapi, llegaron al pueblo de Chupón y estuvieron un tiempo, cometiendo muchos abusos.

Nos reunían, nos hacían agarrar perros y nos obligaban a matarlos. Luego a cada uno de nosotros nos hacían comer sus partes y con su sangre nos bañaban nuestras caras. Todo eso era para no tener miedo a los senderistas, así nos decían. También a los varones nos hacían corretear llevando carne de perro en nuestras bocas".
Lugar: Comunidad de Chupón, Chungui.

Fecha: Febrero de 1984

Testimonio: I.J.

Asesinato de niños en Huertahuaycco

"Todo era como para sentir miedo, solo de noche se preparaba la comida, no probábamos sal, vivíamos como cualquier animalito del monte.

Cuando venían los militares los niños tenían que estar calladitos, sin hacer bulla. Pero a veces el hambre, la sed hacía que los niños lloren. Por eso los jefes de los senderistas ordenaron matar a todos los niños de Huertahuaycco, a las mujeres les ordenaron matar a sus hijos, pero después ellos mismos los mataron ahorcándolos con soguillas y también con sus manos les aplastaron sus cuellitos. Las mamás no podían detenerlos porque también les amenzaban con matarlas. Sólo lloraban de miedo, otras se tapaban los ojos, mientras que a sus bebes los mataban".

Lugar: Comunidad de Chapi, Chungui.
Fecha: Agosto de 1985
Testimonio: R.R. I.

Estudiantes observan exposición

Chungui está ubicado en la provincia de La Mar, departamento de Ayacucho.

Posteo estos dolorosos testimonios para hacer eco al llamado de la Comisión de la Verdad: "Un país que olvida su historia está condenado a repetirla".

Sobre el autor de Chungui: Violencia y Trazos de Memoria el investigador Abilio Vergara ha dicho: “Edilberto hace salir a la luz aquello que la memoria había forjado en cada persona, quienes, a su vez, habían hecho lo mismo para entregarle en palabras, gestos, llanto, indicaciones, señalamientos e indignaciones. Así, imagen, palabra y dibujo dialogan mediados por la imaginación empática de nuestro autor. Edilberto Jiménez actúa como activando el dispositivo simbólico, hace pública la memoria oculta, ensombrecida por la censura, memoria privada, que transforma en documento lo inasible, invisible, lo escondido".

Por su parte el antropólogo Carlos Iván Degregori opina: “La realidad que se iba dibujando ante sus ojos lo llevó a romper los moldes de sus dos profesiones. El antropólogo y el artista plástico tuvieron que inventar nuevas herramientas para reconstruir la historia, transmitir la verdad y expresar el dolor y el horror del caso Chungui.”

Escucha la música de Chungui:

El Sitio de Kinua - Kinua's Site - (tracks 1, 2,3,4, 5 del radio blog)

Más información:

Presentación del libro Chungui: Violencia y Trazos de Memoria

Comisión de la Verdad y Reconciliación


16 comentarios:

  1. Puede escuchar música del pueblo de chungui en http://kinua.blogspot.com (tracks 1, 2,3,4, 5 - numerados)

    ResponderEliminar
  2. kinua:
    ¡Qué gran aporte! Estoy volviendo a ver los trazos de Edilberto Jiménez escuchando la música de Chungui. Lástima que no sepa quechua, pero definitivamente es otra experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Asi como esos casos, hay cientos o miles, que se pierden en el olvido y se visten ahora de homenajes "sentidos" que no lograran todo el daño ocasionado a un pais. Sentimientos prejuiciales persisten y que hacen mas dificil la reconstruccion moral. Tantas vidas inocentes, cortadas de raiz por egoismos mezquinos y al final improductivos.

    ResponderEliminar
  4. UN SALUDO CARIBEÑO.
    DESDE htpp://zeniaregalado.blogia.com

    ¡Son escalofriantes estos relatos y estas verdades¡.

    ResponderEliminar
  5. beba_neumann:
    El lunes 8 de agosto fui testigo de una reunión convocada por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) a las organizaciones de derechos humanos, viudas, discapacitados, desplazados y otras similares.

    La PCM está encargada de aplicar la Ley 28592 (¿electorera?) que crea el Plan integral de Reparaciones a las Víctimas de la Guerra interna.

    En esa reunión, las agrupaciones convocadas expresaron sus inquietudes y requerimientos con miras a diseñar el Consejo Nacional de Reparaciones y el Registro Único de Víctimas.

    Como tú bien dices, nada borrará el daño ocasionado al país por la lucha interna, que aún subsiste, pero no hay que perder de vista la evolución de estas gestiones y sus resultados.

    Zenia:
    Sí, transcribirlos fue escalofriante.

    ResponderEliminar
  6. felicidades por tu trabajo hoy sabado de seminario de opiniòn taller de Internet.

    ResponderEliminar
  7. Te felicito. Me gusta mucho tu página, es muy profesional.

    ResponderEliminar
  8. A pesar que el tiempo pase y se quieran olvidar estos incidentes, no se debe borrar de la historia estos hechos. Todos deberíamos saber lo que paso, y decir no a la guerrilla.

    ResponderEliminar
  9. hola:la verdad me ha gustado mucho tu informacion, soy estudiante de Periodismo y estoy realizando una monografia de la violencia vivida en los 80 y 00, todo sobre el terrorismo, me ayudo mucho tu pagina Gracias,si tuvieras mas informacion que claro no este en internet.me gustaria que me la mandes a mi correo aimeeracing@yahoo.com.

    te lo agradeceria mucho.Aimée.

    ResponderEliminar
  10. Un buen aporte a la memoria colectiva historica de la naciòn

    ResponderEliminar
  11. Creo que la mejor explicacion para Sendero esta aca:

    http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2051&Itemid=31

    ResponderEliminar
  12. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  13. yo diria que todos los senderistas pidan perdon siquiera a todos los familiares de las personas fallecidads injustamente.
    ASESINOS¡.

    ResponderEliminar
  14. q pena q existan personas q piensen q el perú es una porquería; el pcp tuvo unos pensamientos filosóficos tenian muy buena base y las metas que se trasaron también fueron buena pero la manera de llegar a ellos no fue la adecuada, si no hubieran asesinado a gente inocente, (xq estando o no ocupando un cargo politico eran inocentes)quizás ahorsa todo seria diferente... pero aún asi los pensamientos son excelentes.... no es que sea terrorista soy consciente de q nuestro perú está como está x gente q lamentablemente cuentan con votos haciendo creer que el perú será de color rosa y x el contrario lo vuelve negro... de todas maneras el perú vale mucho y hay gente q lucha x verlo crecer y considera como yo q el Perú es un gran país tiene muchas cualidades y defectos q x su propia gente se origina... el PERÚ ES LO MÁXIMO!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. hoy somos felices pero antiguamente la atentado contra la vida otros vivos otros huerfanos y asta incluso invalidos x culpa de terrorismo

    ResponderEliminar
  16. "ESTA CANCION ES MI LUGAR DE LA MEMORIA"...MAGALY SOLIER. Se me escarapela la piel al escucharla y verla con estas fotos. Aplausos para ella. Este tema debería ser el tema del lugar de la memoria!
    http://www.youtube.com/watch?v=dyyRxVhw49E

    ResponderEliminar