Related Posts with Thumbnails

martes, 8 de marzo de 2005

Vampiros en Lima

© Juan Pedro Paz-Soldán
(Foto: Juan Pedro Paz-Soldán).

Los graduandos entonaban exultantes el himno nacional. De pronto un murciélago irrumpió en el suntuoso salón de la casona de San Marcos. Parecía una paloma, pero cuando descendió y rozó a las autoridades asistentes, varios tuvieron que reprimir sus gritos para no echar a perder la ceremonia.

Sucedió la noche del 26 de febrero pasado cuando se graduaba la promoción de post grado de la Facultad de Educación en el Centro Cultural de San Marcos ubicado en el Parque Universitario.

El animal recorrió, raudo, el aboveado techo. De cuando en cuando bajaba vertiginosamente. Tras dar unas diez vueltas triunfales se retiró por la puerta principal del recinto.

A una asustada señora se le descompuso el peinado a lo Goku. Acaso no le falte razón para temer, si se considera los recientes reportes de casos de rabia en Cañete, que han preocupado a especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

Los murciélagos son animales nocturnos del orden de los quirópteros, que se alimentan de insectos, frutos y néctar. Sólo algunos lo hacen de sangre: los vampiros.

Aunque hemos crecido con la idea cinematográfica de que los vampiros son humanos poseídos que chupan la sangre y abundan en Transilvania, lo cierto es que tanto el diccionario de la Real Academia como el Larousse 2005, los describen como murciélagos que beben sangre y viven mayormente América del Sur.

Sin ir muy lejos, hay murciélagos en la alameda El Olivar de San Isidro, en el techo del Museo de la Nación, en los abandonados pisos superiores de la torre Centro Cívico, en Barrios Altos, en inmediaciones de la plaza de toros de Acho del Rímac... Lima es una ciudad de murciélagos o tal vez debemos decir de vampiros. La próxima vez que usted vea un oscuro ser nocturno de vigoroso aleteo puede tener la seguridad de que no se trata de un pájaro.

Un vampiro puede morder para alimentarse, defenderse o porque tiene rabia. La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso central y es mortal para quienes no están vacunados.

Vampiros rabiosos
En mayo y julio pasados el Minsa detectó dos casos de rabia en murciélagos de Cañete. Preventivamente, funcionarios de dicho ministerio controlan a estos animales en zonas donde abundan. Otra zona bajo observación es Pachacamac.

Según el director de la Oficina de Epidemiología del Minsa, doctor Luis Suárez Ognio, los quirópteros que pueden transmitir la rabia se caracterizan por tener la nariz achatada, el labio inferior partido, los dientes incisivos desarrollados, el dedo pulgar grande y no tener cola. Cuando tienen rabia pueden llegar a volar de día y chocar al hacerlo. En ocasiones se les paralizan las alas por lo que tienen que arrastrarse.
juan pedro
(Foto: Juan Pedro Paz-Soldán).

Los vampiros sólo atacan en las noches. Tienen preferencia por morder ciertas zonas del cuerpo, como el cuero cabelludo en los niños y el dedo gordo del pie en los adultos. La víctima no siente la mordedura, porque éste previamente le aplica una anestesia natural, y sólo se da cuenta al día siguiente cuando descubre en su cuerpo una herida sangrante muy pequeña.

El coordinador del grupo temático de zoonosis de la Oficina de Epidemiología, doctor Jorge Gómez Benavides dio a conocer algunas medidas para prevenir la rabia como no tocar estos animales, ya que muerden como mecanismo de defensa.

Si un vampiro entrara a su casa no intente matarlo, ya que podría morderle. Si se produce la mordedura debe acudir de inmediato al centro de salud más cercano a fin de recibir el tratamiento correspondiente. Luego, especialistas proceden a su captura, con redes y guantes de cuero.

Gómez dijo que, ante la mordedura de cualquier animal, se debe lavar la herida con abundante agua y jabón. El agua remueve el virus y el jabón lo mata.

El especialista manifestó que sin razón no se puede matar a los murciélagos, ya que ellos cumplen un rol en el equilibrio ambiental: los frutívoros, dispersan las semillas en el bosque; los insectívoros, son controladores de plagas; y los nectívoros, ayudan a la polinización de las flores.

Es importante que cuando una persona vea uno o encuentre una colonia de ellos al interior de viviendas antiguas, parques o edificios en abandono, lo comunique al establecimiento de salud más próximo para la intervención profesional.

El año pasado, el ministerio controló un brote de rabia, originado por mordedura de vampiros, que causó la muerte de once niños menores de seis años en comunidades nativas del río Santiago y el Cenepa, en la región Amazonas fronteriza con Ecuador.

El brote fue controlado con un aporte económico del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, para equipos de captura y vacunas enviadas por Ecuador y Argentina, que fueron aplicadas a mil 101 nativos mordidos.

8 comentarios:

  1. A mucha gente le sorprende, pero en toda la costa hay murcielagos. En sierra y selva ni se hable. Generalmente son inofensivos. Y como vampiros .. pues no pasa nada, pura imaginación. Hay mordidos pero no por que sean inconscientes discípulos de Drácula, si no por otros motivos. S.E.U.O.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón: la rabia es más peligrosa que Drácula.

    ResponderEliminar
  3. Jeje curioso e interesante lo que nos compartes, entonces debemos cuidarnos de estos vampiritos que aunque son pequeños, si traen algun peligro...

    ResponderEliminar
  4. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  5. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  7. q miedo me da ,ya que una noche estaba caminando por un parque y vi salir de un arbol a un ave que no parecia paloma

    ResponderEliminar
  8. eso no es un vampiro es un murcielago

    ResponderEliminar