Related Posts with Thumbnails

lunes, 14 de marzo de 2005

El Cristo Pobre que baila huayno

Sin título21
Cristo Pobre

El Instituto Especializado de Ciencias Neurológicas (IECN), también conocido como Hospital Santo Toribio de Mogrovejo, cumplirá 305 años de servicio en agosto.

Ubicado en el jirón Ancash, en el corazón de Barrios Altos, atiende diariamente mil consultas psiquiátricas y el promedio de estadía de los pacientes que son internados es de siete días.

El origen del Instituto se remonta a la época del Virrey Conde de Lemos. Aunque actualmente se dedica a la asistencia y prevención de enfermedades mentales, al principio fue llamado Refugio de Incurables de la calle Maravillas y era más bien un asilo para los parias de Lima, pobres entre los pobres.

El fundador del hospicio fue Fray José de Figueroa, de la congregación betlehemita de Guatemala. El religioso era tan caritativo que sus superiores le prohibieron llevar más enfermos a su convento.

Poco tiempo después, el buen Fray José encontró en un muladar a un miserable y cargó con él. Dicen que al lavarle descubrió que el paciente tenía las heridas de Jesús. Revelando su divinidad, Cristo le ordenó construir un albergue que levantó sobre el antiguo colegio de caciques.

El albergue es ahora el IECN y el Cristo Pobre se encuentra en su capilla. Lo representa una escultura en madera de la escuela sevillana. Sus dientes y uñas son de marfil vegetal de Ottawa y sobre su piel se pueden apreciar las venas. La talla es tan realista que ningún médico ha encontrado imperfeciones en su anatomía. Cada vez que la imagen ha sido vestida o ataviada con joyas, las ha perdido rápidamente haciendo honor a su nombre.

Cada febrero, médicos, pacientes y enfermeras le rinden homenaje a su patrón con una procesión interna. Hermanados por la fe bailan marinera y huayno con el Cristo en hombros.
cristopobre
Procesión del Cristo Pobre (Foto: Prensa IECN).

El asilo que fundó el venerable Figueroa dejó de ser un hospital de incurables pero aún alberga a una decena de pacientes a quien nadie más recibe, sea porque no pueden pagar su tratamiento, sea porque están desahuciados. Ellos son la razón de ser y los pacientes más importantes del Instituto de Ciencias Neurológicas.

4 comentarios:

  1. A propósito de cerebros guardados, leíste mi nota titulada "Cerebro".

    ResponderEliminar
  2. Yo estudié en el CEP "Santo Toribio de Mogrovejo", en el Rímac y una de las cosas que siempre quise fue conocer ese Hospital del mismo nombre...por supuesto que jamás lo llegué a hacer.
    Si no es por tu nota hubiera seguido en las sombras.
    Gracias por la información.

    ResponderEliminar
  3. Estas cosas que cuentas son totalmente desconocidas para el mundo.

    Es impresionante el testimonio

    ResponderEliminar
  4. mi nombre es zaira ,padesco de la enfermedad de parkinson ,este instituto es el mejor sitio que encontre para mi tratamiento ,todo el personal es buenaso. la imagen del cristo es hermosa .ojala se pudieran dar una vueltita por la capilla ,pero con cuidado ,la zona es un poco pelogrosa.un besote a todos ,

    ResponderEliminar